Consumir diversidad corporal puede ser un primer paso para empezar a aceptar tu cuerpo.

Desde que somos pekes nos llega el mensaje de que hemos de tener un cuerpo normativo delgado, sin estrías, ni celulitis, ni arrugas y un largo etc.

Tanto en tv, revistas, redes, publicidad etc. sólo se suele ver representado un tipo de cuerpo en el que ni las propias modelos se reconocen (photoshop a diestro y siniestro), y las pocas veces que salen, por ejemplo cuerpos grandes, se suelen representar de manera negativa (aunque esto está empezando a cambiar). Esto hace que pensemos que si no cumplimos ese ideal nuestro cuerpo no es válido y que debemos cambiarlo y muchas veces hasta lo odiamos.

La mayoría no tenemos esos cuerpos “perfectos”, pero como no los vemos representados creemos que el nuestro no es normal y nos pasamos media vida intentando modificarlo.

Es por eso que es tan importante consumir imágenes de cuerpos diversos, grandes, pequeños, con/sin estrías, arrugas, pechos grandes, pequeños, mediados (o falta de alguno o ambos), pieles con acné, personas altas, bajas, racializadas, con diferentes capacidades, etc. Darnos cuenta de que la diversidad es normal, que las personas no estamos hechas en cadena con un mismo molde, que hay tantos moldes como individuos.

Así como nos han bombardeado con cuerpos inalcanzables, te invito a empezar a seguir a cuentas y consumir imágenes de cuerpos diversos, cuerpos de todos los tamaños y formas para ir poco a poco viendo e interiorizando que el tuyo es uno más en un mar de cuerpos diferentes.

Exponerte a la diversidad es sólo un pequeño paso que puede ayudarte a empezar a aceptar tu cuerpo, no es algo que vaya a suceder de la noche a la mañana y habrá días en que sientas mas rechazo que otros, intenta ser compasive contigo misme, en cierto modo nos han entrenado para odiarlo y eso no va desaparecer de golpe (y no es culpa tuya).

Recuerda que todos los cuerpos son igual de válidos, aunque la sociedad se empeñe en decirnos lo contrario.

¿Algunas vez has sentido que debías cambiar tu cuerpo?

Pide tu sesión gratuita online, cuéntame tu caso.

SESIÓN GRATUITA