Empiezas queriendo cuidarte y repente:

  • me voy a comer un plátano… mejor no que engorda mucho⁠
  • me apetece cenar una ensalada de pasta… mejor no que los hidratos engordan por la noche⁠
  • voy a comprarle una tarta de cumpleaños a Inés… pero es que eso son muchísimas calorías… mejor no⁠
  • ¡qué bien! he quedado con el grupo para comer… uff pero quieren ir a una pizzería.. mejor no voy⁠
  • esas uvas que me dio María estaban riquísimas,.. pero no son ecológicas… mejor no las como más⁠
  • creo que me he servido demasiada comida, mejor la peso a partir de ahora.⁠
  • qué ganas de comerme este aperitivo, mejor miro a ver cuántas calorías tiene…⁠


¿Te ha visto en este tipo de situaciones alguna vez? ⁠

Déjame decirte que:⁠

  • Si sueles estar pendiente de todo lo que comes…⁠
  • Sólo comes alimentos considerados como “saludables”…⁠
  • Si te sientes culpable por comer comida procesada…⁠
  • Si dejas de quedar con tus amigues porque no va a ver comida” saludable”…⁠
  • Si piensas en comida constantemente…⁠Si este control sobre la comida hace que no la disfrutes…
  • Si te produce estrés o ansiedad no tener comida “saludable” disponible…⁠
  • Etc.⁠


Probablemente no tienes una relación sana con la comida, y eso no es saludable.⁠

Pide tu sesión gratuita online, cuéntame tu caso.

SESIÓN GRATUITA